En los últimos años las tendencias en la forma de comunicarse y transmitir información han cambiado de manera rápida. Con la llegada de los teléfonos celulares, computadoras portátiles más potentes y la expansión del uso del internet se puede aprovechar de mejor manera el uso de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación).

La tecnología por lo tanto ha venido creciendo de forma exponencial y en este espacio se tiene por objetivo poder revisar y analizar el impacto que puede tener el uso de todas estas herramientas en el sector educación y de manera específica en las clases de matemáticas que con el pasar de los años siguen siendo uno de los mayores temores de los estudiantes tanto a nivel de bachillerato como superior.

No se puede negar que hoy en día las herramientas tecnológicas se han vuelto indispensables para el uso diario y para los diferentes trabajos que se tienen que realizar tanto en el ámbito laboral como personal. Las aulas virtuales se han convertido prácticamente en un tutor personal del que puede disponer el estudiante ya sea que esté estudiando de manera semi presencial o totalmente en línea.

La plataforma Blackboard es una de las más utilizadas en la actualidad y por ende se puede aprovechar para poder estructurar de una manera adecuada una clase de matemáticas partiendo del punto donde se pueden subir presentaciones digitales para que el estudiante pueda repasar los conceptos importantes vistos en la clase, así como también poder tener una serie de videos tutoriales cortos donde se puedan revisar los temas que se vean a diario y conceptos importantes a recordar considerando aspectos que no se puedan abarcar en la clase presencial en el caso de estar trabajando en modalidad b-learning.

Para poder tener un mejor rendimiento en las clases se puede incluir algunas herramientas y software que pueda ayudar al estudiante a poder comprender el análisis de algunos resultados y también a manera de poder avanzar en algunas clases avanzadas donde para poder hacer ejercicios se requieren realizar cierto tipo de ecuaciones que ya se vieron en clases anteriores pero que requieren de tiempo adicional que se puede utilizar para abarcar el temario nuevo. Una aplicación muy útil es el simulador de la calculadora Texas Instruments en cuál se puede bajar de la tienda virtual para celular con sistema android y se instala en el móvil consiguiendo el controlador en la página oficial de la empresa para correr el programa.

Otro programa muy utilizado y que se puede encontrar libre en internet es el de WolframAlpha y tiene las mismas funciones que puede realizar una calculadora programable para trabajar desde problemas elementales de álgebra hasta clases avanzadas como límites y derivadas en cálculo, problemas para clases de estadística, toda la parte de geometría y trigonometría, así como también las operaciones que involucran matrices para el álgebra lineal. Para la construcción y análisis de gráficas uno de los mejores simuladores es el software de geogebra que también se puede abrir directamente en línea si necesidad de descargar la aplicación en la computadora.

En lo personal una de las ventajas que se pueden obtener de utilizar las tic son la elaboración de videos tutoriales para los estudiantes, se pueden utilizar aplicaciones como screencast-o-matic la cual permite grabar los que se está realizando en la pantalla del ordenador o celular, esta aplicación es perfecta para realizar manuales y formas de uso de otros programas. Lo que más valoran los estudiantes son los tutoriales con pizarras virtuales donde se van realizando ejercicios y el tutor explica paso a paso como si se estuviera en el salón de clases, para esto también hay aplicaciones como Explain Everything.

Podemos concluir que el uso de las tic es de mucha ayuda para poder mejorar los procesos de enseñanza en cualquier rama de la educación y en especial el de las matemáticas, pero se debe de tener cuidado ya que también puede ser perjudicial si no se le da el uso correcto ya que se debe ver como una opción para poder avanzar más en contenido y para poder comprobar soluciones y sacar las conclusiones en base a esos resultados. Como educadores debemos cuidar que los estudiantes puedan distinguir ese límite ya que se puede convertir en una herramienta solo para poder realizar los trabajos con sus soluciones finales sin comprender el análisis previo.

Los tiempos han cambiado y la tecnología avanza de manera muy rápida, pero a pesar de eso debemos estar conscientes que el papel que tiene el docente sigue siendo fundamental para poder tener el éxito esperado al final de cada período de clases.

(Visited 30 times, 1 visits today)