El programa de pasantías “Puertas Abiertas” es una iniciativa de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a  través de su proyecto Unidos por la Justicia,  con la asistencia académica de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), cuyo objetivo es el de desarrollar un proceso educativo que contribuya con la formación de un total de 110 jóvenes provenientes de zonas de alto riesgo y/o grupos vulnerables como LGTBI, afrohondureños, mujeres sobrevivientes de violencia o personas con discapacidad.

En este proceso de formación, los jóvenes cursan un Diplomado en Competencias para la Empleabilidad por un mes,  y posteriormente, realizan una pasantía laboral por seis meses en  una empresa privada o una organización sin fines de lucro, para implementar sus conocimientos y así adquirir una experiencia laboral formal que les permita incorporarse a la fuerza de trabajo del país.

 Hoy, lunes 4 de marzo, se lanza oficialmente el inicio de la segunda promoción de jóvenes pasantes y es importante destacar que, en el  primer grupo, participaron  38 jóvenes provenientes de los diferentes grupos meta que atiende el proyecto Unidos por la Justicia, originarios de los municipios de Tegucigalpa (18), San Pedro Sula (7), Choloma (3), La Ceiba (8) y Tela (2), los cuales fueron seleccionados a través de la socialización con organizaciones sin fines de lucro, empresa privada y sociedad civil.

El proceso de selección diseñado por Unidos por la Justicia en coordinación con UNITEC,  conlleva  tres pasos: formulario de solicitud, entrevista individual y la matriz de selección con los ítems que requiere el perfil de cada candidato. Se recibieron un total de 160 solicitudes, escogiendo a los 38 candidatos que reunían los requisitos establecidos.

Los  beneficiarios cursaron el Diplomado en Competencias para la Empleabilidad impartido por el área de Educación Continua de UNITEC, con una duración de 80 horas, distribuidas en 9 talleres de habilidades blandas y competencias técnicas. Dentro del diplomado, a los beneficiarios se les aplicó dos pruebas psicométricas (LPA Laureate Professional Assessment y Perfil de Competencias) para evaluar cuál era su nivel de entrada y luego contrastarlo con su rendimiento profesional al cierre del programa.

 Al finalizar el diplomado, los jóvenes beneficiarios iniciaron su pasantía  en el sector público y privado de diferentes áreas. Durante el proceso de pasantías, se realizan visitas de supervisión a los beneficiarios y evaluaciones de desempeño con los supervisores para tener un control de las actividades realizadas por los jóvenes.

Por otra parte, para fortalecer el proceso del diplomado y la pasantía, se han ejecutado talleres extracurriculares sobre temas de interés profesional y personal de los beneficiarios, para enriquecer el rendimiento de cada uno de los jóvenes que se encuentran dentro del programa.

 

USAID, a través de Unidos por la Justicia, junto a UNITEC continúan promoviendo acciones para abrir las oportunidades a la juventud, con el objetivo de  transformar vidas.

 

(Visited 19 times, 1 visits today)