Andrés Alejandro Muñoz García, estudiante de la carrera de Arquitectura en UNITEC San Pedro Sula, nos cuenta su experiencia como representante de la universidad en el  Primer Congreso de Parques Urbanos que se  realizó en Mérida, Yucatán (México) en donde se reunieron los exponentes más grandes de este campo.

¿Cómo fue tu experiencia en el congreso?

El primer día, el martes 24 de abril, dirigiéndonos al aeropuerto nos encontramos con el Arquitecto Josué Castro, quien sin saber también se dirigía al Congreso, a nuestra llegada a la ciudad de México nos percatamos que otro hondureño se dirigía al congreso; pero a diferencia de nosotros ella se dirigía como exponente invitada, la Licenciada Mariel Rivera, eventualmente nos dimos cuenta que éramos más hondureños (en total 7) los que asistimos al congreso.

El miércoles 25, el primer día oficial del congreso, cada uno de nosotros nos dividimos para asistir a los talleres a los que nos habíamos inscrito cada uno. En mi caso el taller de Parques Lineales, a las 10 de la mañana todos partimos en grupo a cada una de las localidades de los talleres desde el Centro de Convenciones Internacional de Yucatán, ahí tuve la oportunidad de conocer a una Ingeniera Ambiental llamada Elizabeth Taylor, en ese instante no me había percatado de la magnitud del Congreso pero en los días posteriores me daría cuenta. Mi grupo se dirigió a “Paseo Verde”, un proyecto que desarrolla un parque lineal con una extensión de 8km, dividido por zonas. En Paseo Verde, fuimos recibidos por el personal del proyecto, los cuales nos tenían preparado un salón donde nos dieron una presentación; explicando cómo funciona el parque y el proceso de hacer parque. Hicieron énfasis en que los parques deben de ser espacios pensados para el público y que deben de funcionar como fuerzas para atraer a la comunidad, la iniciativa nació al encontrarse una franja que literalmente, dividía el barrio donde se encuentra en la Calle 54, Prolongación Paseo de Montejo, Campestre, Juan Pablo II, 97120 Mérida, era una franja que debía ser atravesada por los niños para dirigirse a sus escuelas y por personas que se dirigían a sus trabajos, no era una zona que les brindará muchas opciones más que caminar y cruzar la zona lo antes posible.

Al momento de regresar al Centro Internacional de Convenciones, me disponía a reunirme con la Arquitecta Rina Rodríguez, la Arquitecta Paola Paz, el Arquitecto Josué Castro, la Licenciada Mariel Rivera, la Licenciada Mélida de León y el Licenciado Max Gonzales, la autodenominada delegación hondureña -risas-, mi sorpresa fue que el grupo había crecido mucho más: la Arquitecta y Diseñadora de Interiores Sary Ramírez de Poza Rica, Veracruz y el Arquitecto Paisajista Eduardo Renger de Querétaro ya formaban parte de él.

Pero ese no era el final del primer día, ya que en la noche asistimos al evento inaugural donde convivimos con todos los asistentes y pudimos ser testigos del excelente cuadro de danza que se presentó para interpretarnos el jaraná, el baile emblemático de la región, fue una velada donde degustamos la comida típica yucateca, jugamos en una serie de puestos que estaban dispuestos para la diversión de los asistentes. En este momento el grupo había crecido aún más ya que la Licenciada Clara Inés y la Licenciada Carolina López se habían incorporado. En la velada pudimos compartir con otros expositores, tal es el caso de Kristen Jackson, Manager Active Communities at Cardinia Shire Council, expositora australiana.

El segundo y tercer día del congreso respondían respectivamente a las charlas magistrales y las sesiones educativas, donde se tocaron temas de participación ciudadana, temas de equidad en el diseño, soluciones a la problemática de la seguridad por medio de creación de parques o espacios públicos, captación de agua lluvia, en fin fueron sesiones donde pude comprender que el nivel de participación y de compromiso con proyectos relacionados a espacios públicos es el más elevado, porque no es para un sector de la población sino, al contrario es para todos y hay muchas consideraciones que se deben de tener. Una de las sesiones educativas a las que asistí ya que me llamaba la atención era el tema de la implementación de espacios públicos para disminuir los niveles de inseguridad y aumentar la vida en ciertos sectores de la comunidad. Aquí se presentaron 3 expositoras, la Licenciada Mariel Rivera  (expositora hondureña) demostrando como se han reducido niveles de inseguridad y aumentado la participación ciudadana en Tegucigalpa, capital del país, particularmente la ponencia de la Arquitecta Colombiana Jocelyn Carrillo, Gestora Urbana de Ibagué, me llamo la atención y me permitió conocer el término de “la ventana rota”, la cual se puede aplicar a cualquier fenómeno que se quiera estudiar en una ciudad.

En compañía de la Arquitecta Rina Rodríguez asistimos una sesión educativa llamada: Las Esculturas de Carlos Carsolio- Esculturas de Alto Impacto Social, las cuales nos dieron una nueva percepción del espacio público como agente educador, ya que son esculturas interactivas con los cuales todo el que este con ellas puede tener una percepción diferente del espacio y de la forma en que se desarrollan las actividades en él.

El último día del Congreso, se desarrolló una fiesta en El Minaret, una joya de la arquitectura que se presta para eventos de gran magnitud, en esta ocasión el grupo anteriormente descrito se reunió para compartir una vez más, convivimos con los asistentes al Congreso, tanto particulares como los expositores, este fue mi caso con Marissa Metelica, quien impartió el taller “Equidad de género en el espacio público: un enfoque participativo”, pudimos hablar una vez más y disfrutar de una velada increíble en Paseo Montejo, fue el momento en el que parecía que todos nos conocíamos, todos compartimos risas, tacos y anécdotas.

¿Qué aprendizaje te llevas de este evento en donde conociste a tantos profesionales de tu área?

El Congreso cumplió todas mis expectativas y las sobrepaso por mucho, fue el punto de encuentro de muchos profesionales, de diferentes ámbitos; lo cual demuestra una vez más que se deben de trabajar en equipos multidisciplinarios hoy en día, asistimos más de 1600 personas, de los cuales conocí a 4 estudiantes incluyéndome, todos los demás eran arquitectos, diseñadores de interiores, licenciados en relaciones internacionales, biólogos, gestores municipales. etc. Inclusive, me permitió acercarme a muchos de los expositores particularmente a Roberto Romahn, Director Comercial de la Asociación Nacional de Parques y Recreación de México, quien muy agradecido por haber asistido a su ponencia y comprado su libro “Planeación, Diseño, Operación de un parque Canino Autosostenible”, me autografió el mismo.

Me cambió la perspectiva de principio a fin, es increíble como un evento por el cual, en mi caso, la mera casualidad me permitió obtener una beca para cubrir los gastos del congreso, en ese momento en que recibí la beca tome la decisión de pedir patrocinios para poder asistir, estoy sumamente agradecido con la Vicerrectora la Ingeniera Carla Pantoja del Campus UNITEC San Pedro Sula quien siempre ha apoyado a los estudiantes y puedo hablar en mi caso particular que siempre se ha mostrado orgullosa de los logros que han obtenido los estudiantes de Arquitectura que se proyectan en la comunidad, la Ingeniera Rosalpina Rodríguez Presidenta Ejecutiva y el Rector el Doctor Marlon Brevé quienes analizaron mi petición de patrocinio y aprobaron el mismo; lo cual me permitió asistir al congreso  como alumno representando no solamente a la carrera de Arquitectura del Campus San Pedro Sula, sino como representante de UNITEC, al patrocinarme el boleto aéreo de San Pedro Sula a Ciudad de México. Mis agradecimientos también con el Ingeniero José Francisco Saybe, Gerente Principal de Saybe & Asociados, quien fue el primero en responder ante mi solicitud de patrocinio, al cual citando algo que se me dijo el día que me dirigí a las oficinas de Saybe: “La vida es de los que toman riesgos, no esperes sentado a que lleguen las oportunidades”, agradecer al Arquitecto José Ángel Rodríguez, quien muy amablemente me ayudo a entregar la carta en Saybe & Asociados, agradecer a la Arquitecta Yohandy Rodríguez, Coordinadora de la Carrera de Arquitectura en UNITEC campus SPS quien siempre me brindo consejo y me apoyo para no darme por vencido en el trayecto y junto a su esposo el Arquitecto Sercido Rangel, Directores de Grupo DIDECO, generosamente  me patrocinaron los boletos aéreos internos en México. Agradecer a mi familia que estuvieron presente y son ellos los que realmente saben lo que me costó todo el proceso para poder lograr este viaje y en especial a la Arquitecta Katy Melgar, quien siempre me apoyo, me dio palabras de ánimo, siempre me dijo “Ale usted siga intentando nada pierde, hágalo que tengo un buen presentimiento acerca de esta oportunidad”.

Agradezco de todo corazón a la Arquitecta Rina Rodríguez, a la Arquitecta Paola Paz y al Arquitecto Josué Castro, gracias a los cuales este viaje tuvo el impacto que tuvo en mí, se encargaron de cuidarme (es muy sabido que soy bueno para perderme y de hecho me perdí en Mérida dos horas, después de eso no se me permitió andar solo -risas-) la vida permite conocer personas que son pasajeras o personas que valen la pena y en definitiva ellos lo son, conocer diferentes perspectivas de arquitectura, realmente todo fue excelente, un viaje donde pensé que no haría todo lo que hice, fue gracias a ellos, pero también gracias a:

  • Eduardo Renger
  • Sary Rodríguez
  • Carolina López
  • Clara Inés
  • Mariel Rivera
  • Max Alejandro Gonzales
  • Mélida de León
  • Salvador Bastidas

Se convirtieron en colegas y amigos, el mundo realmente ocupa personas como ellos, con corazones y mentes abiertas para nuevas experiencias y sobre todo : compartir lo que ellos saben, porque entre salida y salida cada vez que podíamos, entre almuerzos, en el Oxxo comprando café o donde fuera, si teníamos dudas acerca de sus trabajos o sobre cómo realizar algún proyecto, todos se mostraban muy animados de darnos su punto de vista, de compartir sus experiencias, puedo seguir hablando y no terminaría nunca.

Antes de irme de Mérida fui a conocer el Cenote Kankirixche, una experiencia única, conocer Ciudad de México, en fin, tantas cosas por contar sobre este viaje, pero lo principal fueron los conocimientos que recibí, las personas a las que conocí, todo lo vivido que me ayudará en mis proyectos futuros.

¿Cómo ha transformado tu vida el hecho de estudiar en UNITEC?

Desde mi secundaria supe que iba a estudiar en UNITEC, por el enorme prestigio que posee la Universidad y todas las facilidades que brinda para cubrir su amplia oferta académica, siempre lo diré: las mejores memorias que tengo las he hecho en la universidad; gracias a las personas que me ha permitido conocer y las oportunidades que se me han brindado en ella, pero honestamente jamás había contemplado poder realizar un viaje internacional que me cambiara la perspectiva acerca de mi carrera, que me brindará una experiencia invaluable que por más que la describa no encuentro las palabras para expresar todo lo que viví y todo lo que aprendí, UNITEC me permitió lograr una meta que me parecía imposible y por lo cual estaré eternamente agradecido y a su servicio cuando la institución así lo requiera.